Jaime Rodríguez de Santiago es, desde junio de 2019, General Manager para España de FREE NOW (antiguo My Taxi), la mayor empresa europea de movilidad urbana. Con anterioridad a lideró durante más de 5 años otro referente de la movilidad: BlaBlaCar, a la que convirtió en una de las marcas más reconocidas de España, superando los 5 millones de usuarios en nuestro país. Fascinado con la tecnología desde su infancia, Jaime ha desarrollado su carrera alrededor del impacto transformador de este agente en la sociedad y fue sobre este tema precisamente sobre el que quiso articular su ponencia, que pudimos disfrutar el pasado 6 de noviembre.

Nuestro ponente quiso empezar contando una historia personal de superación, que considera su mejor presentación: comienza con nuestro protagonista en una pequeña oficina de París, a punto de hacer su primera entrevista en BlaBlaCar, tras haber vivido un año lleno de fracasos en el que tuvo que cerrar su propia empresa. Nada hacía presagiar que iba a comenzar una de las mayores aventuras de su vida que le llevaría hasta el éxito profesional que hoy ha alcanzado. Ha sido un camino duro, según su propio relato, lleno de dificultades pero también de buenos momentos.

La siguiente etapa, en la que se ve ahora inmerso, comenzó hace pocos meses, cuando se puso al frente de Free Now en España. Un proyecto también ligado a la movilidad y que considera apasionante: “Estamos

acompañando a un sector tradicional, que se ha encontrado con una competencia para la que no estaban preparados y ayudándoles a adaptarse a la transformación digital”.

 

Nuestro ponente quiso explicarnos su decisión de comenzar contando su propia historia: según Rodríguez, ilustra muy bien dos realidades:

  • Por un lado, como la transformación digital está llegando al mundo físico, e impactando en muchas áreas que van más allá de la simple información.
  • Por otro, porque considera que su historia es un reflejo de la realidad laboral de su generación: salieron al mercado laboral durante la crisis, y además en medio de una transformación digital que está suponiendo un gran cambio.

Centrándose ya en el sector de la movilidad, Jaime quiso explicarnos que ha estado en un cambio constante desde su nacimiento. Desde su invención, el automóvil se convirtió en el medio de transporte preponderante e incluso tomó un papel en la sociedad que iba más allá de su mera utilidad, concediéndole un espacio propio en nuestras ciudades o dejando que afecte al aire que respiramos e incluso definiendo a sus dueños al convertirse en un símbolo de estatus social. Sin embargo, en los últimos años esta tendencia se está rompiendo.

Si hablamos de las ciudades, hay dos factores determinantes:

  • La presión que estamos generando: con el aumento de la población en nuestro país, la masificación de los núcleos urbanos y el crecimiento del turismo.
  • El auge de la tecnología, que ha desatado un fenómeno en la movilidad que nos proporciona alternativas ante toda esta problemática.

Alejándonos de las ciudades, hay un dato muy a tener en cuenta: el 78% de los desplazamientos de entre 100 y 800km en Europa se siguen haciendo en coche con una media de 1,7 ocupantes por vehículo, lo que es claramente ineficaz. Ante esta deficiencia, varias tecnologías convergen, dando la oportunidad a empresas como BlaBlaCar para desarrollar su negocio. Observando estas realidades, podemos ver que la tendencia es que el automóvil vaya siendo sustituido en las ciudades por una gran variedad de opciones de desplazamiento.

Es evidente que todo cambia a una velocidad vertiginosa y nuestro ponente nos invitó a reflexionar el porqué de esta rapidez: “La movilidad en realidad está sufriendo una transformación que empezó en el mundo de los contenidos. La digitalización empezó ahí porque la información es lo más sencillo de digitalizar.” La principal consecuencia de esto fueron las economías de acceso: buscamos sólo aquella información que necesitamos (un artículo en un periódico, una consulta en Wikipedia…) sin necesidad de poseer nada (ni enciclopedias, ni una revista completa…). Esto se trasladó al siguiente elemento más sencillo de digitalizar que es la música y cambió nuestra forma de consumirla; y posteriormente al vídeo con la aparición de Netflix y sus contenidos en streaming.

Esta transformación está llegando al mundo físico: aquello que pasó con los contenidos está pasando ahora con la movilidad, el alojamiento o la comida, lo que tiene unos efectos transformadores inmensos. Todas estas industrias están convergiendo en un solo dispositivo (nuestro teléfono o tablet) que además mejora tecnológicamente a una velocidad exponencial precisamente por la convergencia de esas distintas tecnologías. En el futuro más cercano veremos:

  • Hablamos de la convergencia de las telecomunicaciones porque los coches empiezan a conectarse.
  • También de la convergencia de la inteligencia artificial.
  • La convergencia de internet, cuya mejor característica es su capacidad de permitir compartir a nivel global.
  • Y por último la convergencia de la electrificación.

Para terminar, Jaime Rodríguez quiso pasar a un plano más social, tratando de hacer una reflexión sobre el impacto que esta transformación tiene sobre nosotros: debido a la digitalización y la transformación de la economía, los trabajos mecánicos van a tender a desaparecer. “Es fundamental que entendamos que la versatilidad y la capacidad de demostrar que aportamos valor más allá de un trabajo mecánico, ha pasado de ser una forma de diferenciarte a ser la única manera de encontrar un trabajo. Tenemos que darle solución social a esto, pero también individual: ¿cómo me voy a diferenciar?”