Nuestra mesa redonda de perfil más digital se celebró el 24 de enero de la mano de Pedro Clavería. Este madrileño, de poco más de treinta años, es Cofundador y Consejero Delegado de Playtomic, la mayor red digital de reservas deportivas en España. Formado en ESIC y Silicon Valley, ha pertenecido al equipo de emprendedores del fondo alemán Rocket Internet y ha sido CEO de Cuponation, líder mundial en e-commerce y portales de cupones de descuento, para España, Italia y México.

Nuestro ponente quiso empezar su charla, contándonos el giro que dio su vida al darse cuenta de que, al contrario que a la mayoría de la gente, el ser “normal” le generaba frustración. Aprovechando su creatividad y habilidad para los números, decidió empezar a presentarse a diversos concursos, que pudo ir ganando. Esto le dio la oportunidad de diferenciarse del resto, subir posiciones en rankings mundiales, e incluso llegar a estudiar en Silicon Valley con Mark Zuckerberg.

 

Pedro nos confesó que nunca fue un estudiante sobresaliente “aunque sí aprobaba”, y desde que acabó la carrera vio en el online su oportunidad. Desde los 22 años ha sido en este medio en el que ha desarrollado su trayectoria profesional y durante este período, ha podido observar dos tipos de perfiles:

  • Los visionarios creadores: que hacen cosas inimaginables para el resto del mundo.
  • Aquellas personas que son capaces de realizar de forma más eficiente, ciertas ideas que ya se están llevando a cabo.

Según Clavería, si se traslada este análisis al mundo digital podremos encontrar retos muy interesantes. No es necesario tener esa gran mente visionaria, hay que saber encontrar oportunidades, ya sea en malas gestiones o en momentos mejorables.

De ahí surge el título de la ponencia, La disrupción de hacer la vida más simple: “Al final lo que todos buscamos son más comodidades: ganar tiempo, ahorrar, viajar…”. Y fue esta reflexión lo que le llevó a fundar Playtomic. Para explicarnos un poco mejor este concepto, nuestro ponente quiso poner el ejemplo de Booking: “Booking no necesitó esa visión de creación de hoteles. Simplemente se dio cuenta de una necesidad: había hoteles y había gente que quería alquilar habitaciones. Así que lo pusieron todo junto y crearon un mercado. La única disrupción que hicieron fue crear una página web, pedir a los hoteles fotos, precios y ordenarlo.”

Realmente, según Clavería, Booking creó un tipo de negocio online en el que hay muchos más ejemplos de éxito, como Skyscanner, El Tenedor o Just Eat. Y fue eso lo que le llevó a plantearse que realmente esas personas no habían inventado ningún mercado, simplemente habían desarrollado una tecnología que tampoco era especialmente compleja. Como resultado se consiguió reactivar y potenciar estos sectores: nos han facilitado el viajar, es más sencillo reservar en los restaurantes, pedimos más a domicilio… Es una forma de usar la tecnología para generar un efecto positivo en las industrias. Así, nuestro ponente quiso destacar el importante papel que juega en la actualidad el triple balance en las empresas: “Ya no vale sólo con generar dinero, tienes que hacer algo bueno por la sociedad (balance social) y por el mundo (balance ecológico).”

 

Pero, ¿por qué Playtomic? “A mi me gusta el deporte. Y este juega una parte esencial en el ocio de la gente”, nos respondió el ponente. Además de estar relacionado con salud y diversión (positivo para el balance social), él se dio cuenta del vacío que tenía esta industria: “Si yo ahora mismo voy a París y quiero jugar al tenis, no sabría dónde acudir”. Decidió ponerle remedio a este problema y fundar esta red digital de reservas deportivas: “Lo vi claro: una industria que existe, una afición que va a perdurar y un problema que es real. Montemos Playtomic.”

Con todos estos ingredientes, Clavería se decidió a crear este marketplace que reúne a jugadores y centros deportivos. Si el patrón que se ha desarrollado en el resto de industrias se repite, Playtomic fomentará la práctica del deporte.

Desde entonces (hace poco más de un año), han conseguido en torno a 4 millones de financiación y tienen más de 40 personas en las oficinas. Aún así, nuestro ponente es consciente de los problemas a los que se enfrentan. Uno de los más obvios quizá, es la naturaleza social del deporte, que puede convertirse en un arma de doble filo: si consiguen reunir a personas que quieran practicarlo, los efectos positivos sucedidos en el resto de industrias se multiplicarán. Pero, por otra parte, lo consideran una de las razones por las que aún no se ha digitalizado una industria tan grande como es la deportiva.

Otro de los inconvenientes de esta área, es la mala gestión que, tanto en España como en Europa, está en la mayoría de los casos en manos del sector público: “Tampoco hemos visto interés en mejorar esta gestión”, lamentó Clavería. Gracias, sin embargo, a sus inversores extranjeros y a la buena acogida internacional, Playtomic está de momento despegando más rápidamente en el extranjero.

 

Como conclusión, quiso destacar la gran oportunidad que tienen entre manos: “Simplemente tenemos que darnos cuenta de quién es nuestro cliente y de cuánto le vamos a facilitar la vida.” Por ello, remarcó, es tan importante el balance social.