Antonio Basagoiti
Presidente del Partido Popular en el País Vasco

El Sr. Basagoiti, quien ya estuviera en 2003 compartiendo con nosotros su indudable sentido político, dio comienzo a la ponencia agradeciendo que haya sido elegido como Ponente de Oro por los socios del Foro Generación del 78 en este X Aniversario de la asociación.

En una conferencia atípica por el día, muy agradecida por el número de asistentes, y valiente por lo dicho por el Presidente del Partido Popular en el País Vasco, D. Antonio Basagoiti dio una lección de honestidad en todo lo argumentado. Con unas ideas muy claras en el concepto y en su exposición, nuestro invitado vertebró su ponencia entorno a una premisa básica: el interés nacional de España y el general de los ciudadanos está por encima del interés partidista.

Nuestro ponente explicó que en los “Efectos del Pacto en el País Vasco”, las razones del éxito están en unas líneas básicas de ideas y consecuencia social de un contexto político determinado. “El acuerdo que sostiene y lleva a la Lehendakaritza al Sr. Patxi López, es una consecuencia racional de lo que estaba pasando. El País Vasco estaba gobernado desde hacía 30 años por el Partido Nacionalista Vasco, formación que desarrolló una absoluta deriva radical, sobre todo desde 1998 con el Pacto con ETA en Lizarra, con el que excluía de la vida política a los no nacionalistas”. Es más, “el País Vasco venía siendo referente en toda España por los constantes enfrentamientos, deslegitimación de las instituciones comunes y cuestionamiento de la Constitución en todo su sentido”.

Nuestro invitado hizo un repaso rápido a la anterior oportunidad que había tenido el País Vasco de formar una coalición de gobierno no nacionalista, con Jaime Mayor Oreja y Nicolás Redondo Terreros. Por eso, habiendo perdido esa oportunidad, es “cuando en las elecciones del 1 de marzo de 2009, sumando los escaños del Partido Popular con los del Partido Socialista, yo siempre tengo muy claro que hay que intentar una alternativa de gobierno. Queríamos dar la oportunidad a un gobierno distinto”.

El Presidente del PP Vasco nos relató las dificultades del Pacto e incluso de su proyecto, dado que “el Partido Socialista se negaba”, por lo que “nosotros exigimos por escrito que consistiera básicamente en dos preceptos: la lucha por la Libertad y la potenciación de todos los puntos de encuentro de los vascos”. Aún así, asegura el Sr. Basagoiti, “Zapatero quería mantener al PNV en el poder porque eso le facilitaba su gobernabilidad y una situación cómoda en el Congreso de los Diputados”.

A partir de la firma del Pacto y a lo largo de estos 365 días de cambio (el día 5 de mayo de 2010 se cumplió un año de este pacto), ha habido avances comparando la situación justamente anterior. En la lucha antiterrorista, “la Ertzaintza ha detenido a etarras, lo que ha supuesto una multiplicación del 1000 por cien sobre Ibarretxe, que no detuvo a ninguno en los últimos 5 años”, es más “la Ertzaintza se está aplicando en algo tan lógico como quitar carteles de los asesinos de las calles de pueblos y barrios”, algo imprescindible para que “los jóvenes no vean que ser el asesino es ser el guay del pueblo”. Asimismo, otro avance significativo en esta materia ha sido la de “quitar por primera vez las subvenciones a los presos de ETA”. Situación no contemplada hasta ahora.

También se ha avanzado en lo que nuestro invitado considera lo más importante del aspecto social del pacto, y una de sus dos líneas rojas: la convivencia en el País Vasco. “Por primera vez un Lehendakari estuvo en la celebración del Día de la Constitución”. Es más, se ha podido señalar la fecha de la aprobación del Estatuto de Guernica, “el 25 de octubre como el día de la fiesta oficial del País Vasco y no el Aberri Eguna que era la fiesta de los nacionalistas”. En este mismo sentido, el Sr. Basagoiti nos explicó que se está trabajando en dos aspectos clave que ayudan en la convivencia entre los vascos, “con aquello que era tan importante, que es la conciencia de los jóvenes y el sembrar ideas que alejen del fanatismo. Se ha avanzado también en los medios públicos, que era otro de los canales que utilizaba Batasuna con la aquiescencia del PNV para estar permanentemente esta formación ilegalizada justificando crímenes y demás”, subrayó nuestro invitado.

Lejos de estar satisfecho y de darse palmadas en la espalda, nuestro ponente hace un llamamiento a la prudencia y nos dice que “queda mucho por hacer todavía, queda avanzar en igualdad de derechos, en libertad lingüística y en política antiterrorista”. Por último quiso dar otro dato más que nos ayude a diferenciar claramente el período del Partido Nacionalista Vasco y el actual, “puedo decir que el País Vasco ha perdido cuota de pantalla, ya no abre permanentemente los informativos con órdagos como los que planteaba Ibarretxe, que eran un escándalo nacional”.

En el turno de preguntas, queríamos saber con más detalle qué comparten PP y PSOE en el País Vasco, que no en el resto del territorio nacional, por ello el Sr. Basagoiti explicó que si bien en política económica, aún aprobando los presupuestos no se comparte proyecto, “nosotros aportamos tranquilidad política, necesario para realizar inversiones, y estamos consiguiendo cambiar esa mala imagen del País Vasco, como lo demuestran los buenos datos del turismo”, y “siempre que haya más sensatez política le ayudará a todos los empresarios a generar su actividad económica”. Toda una lección de política en sentido de Estado.

Se le preguntó también acerca de las políticas del Presidente de Gobierno, a lo que nuestro ponente respondió con la claridad que “no vale por su política de deslegitimación de la derecha y del centro derecha español“ en vistas a llegar a acuerdos nacionales que beneficien a España. Y, es más, “los ciudadanos están cada vez más hartos de nosotros porque estamos más preocupados de las tácticas de partido que de solucionar un problema grave”, asumiendo así el sentir de muchos ciudadanos.

En referencia a una pregunta acerca de María San Gil y su salida del PP Vasco, el Sr. Basagoiti subrayó que “en este partido no nos sobra absolutamente nadie, pero que hay muchos concejales que no salen en los medios de comunicación, que la gente no les aplaude, pero que se juegan la vida todos los días”.

Nuestro ponente habló sin tapujos acerca de dos noticias que le han sorprendido muy desagradablemente. Respecto de la excarcelación del etarra Usubiaga, le parecía “muy mal que el Juez Garzón le saque con una fianza con no se qué excusa de la Ley de Dependencia”. Y, así se confirmó días después. Respecto de las manifestaciones pro Garzón, dijo que “una parte de la izquierda española está intentando resucitar a Franco para condicionar la reacción ante este Juez a posiciones que tienen un único interés: unir y agrupar a la izquierda en una posición electoral”, puntualizando que “los partidos quieren gobernar, para cambiar las cosas, pero jugar con la Transición, con la concordia entre españoles, es muy peligroso. Será bueno para el PSOE, pero es muy malo para España”. Aseveración que sólo podemos suscribir desde el Foro Generación del 78, dado que nuestro nombre se lo debemos a este periodo histórico de la reciente España.

Otra intervención de nuestros socios hizo referencia a la posible concurrencia de ETA en las próximas elecciones, a lo que nuestro ponente dijo que “es crucial que Batasuna no llegue a las próximas elecciones municipales”, añadiendo que “acabar ya con sus altavoces municipales, forales y su financiación, puede ser un golpe muy importante”. “El ámbito de la mal llamada izquierda abertzale quiere colarse con EA, y queremos cerrar esa puerta”, apuntilló el Sr. Basagoiti. En este mismo sentido, acerca de la posibilidad de otra negociación política con ETA, el Presidente del Partido Popular del País Vasco puntualizó que “sólo un idiota podría caer en este proceso otra vez por creer que algo se mueve. Todos son malos en ETA y en Batasuna”, y además nos explicó que “ETA sale de las negociaciones creyendo que tiene mayor legitimidad, porque simplemente el hecho de negociar con ETA es el mensaje de que algo de razón tenían”. Se le preguntó también acerca de las declaraciones de Jaime Mayor Oreja cuando aseguraba que el Gobierno de Zapatero estaba negociando con ETA, a lo que nuestro invitado fue muy directo y contestó que “no pongo la mano en el fuego por el Gobierno de Zapatero, por eso creo que mi obligación es guiarme por los hechos, mi obligación política es ver que se cumplen las premisas del pacto, y en caso de que no, seré el primero en denunciarlo”. El Sr. Basagoiti dio una lección más de valentía y coherencia al asegurar que está en Política “porque donde yo vivo se asesina a la gente por pensar distinto, y mis convicciones son de que se pueda vivir en libertad. Mi camino es seducir a los vascos para convencerles que se pueden cambiar las cosas”.

Otro tema que se puso encima de la mesa fue que si en la práctica el régimen constitucional del 78 estaba agotado, algo que el Sr. Basagoiti negó alegando estar “a favor del autonomismo, que puede ser incompatible con el independentismo”. Aprovechó nuestro ponente para manifestar que “hay que cambiar la forma de organizarse, de gobernar España, donde siempre han sacado tajada los partidos nacionalistas, por ofrecer estabilidad en el Congreso de los Diputados. Necesitamos una aplicación distinta del Estado de las Autonomías”. Nuestro ponente hizo gala una vez más de su altura de miras y dijo que “debe haber otra política que lidere el país, una política que sea consciente de que hay un interés nacional por encima de la lógica partidaria“, recalcando que “esta situación nos puede llevar al absoluto colapso”.

Respecto de la situación dejada tras 30 años de gobierno nacionalista, el Sr. Basagoiti explicó cómo “hemos tenido unos años en los que era más malo el del PP que Arnaldo Otegui. Hemos pasado por una educación en la que se enseñaba que los españoles eran los malos opresores que habían invadido su país, en la televisión al animal batasuno de turno justificando cualquier cosa, el mapa de Euskal Herria en el tiempo, y en vez de decir selección española tenían que decir estatal, de Clemente, o cualquier cosa, luego iban a misa y había un cura que estaba justificando lo injustificable, y luego había un asesinato de ETA y el Lehendakari decía qué pena, qué mal me viene para la independencia. Es muy complicado en ese escenario ir con la cara alta y lo hemos hecho”. Habló nuestro invitado de la Educación para la Paz, “que está creando mucha polémica, pero que tiene que ver con hacer presente a las Víctimas en las aulas, y quitar la mitificación nacionalista”, pero que no obstante, “se debe hablar de la calidad en la Educación” a fin de preparar a las personas para competir en un mundo globalizado.

Por último, en un asunto peliagudo se le preguntó acerca de los casos de corrupción en el PP, a lo que nuestro invitado defendió la posición tomada por su partido, pues “siendo lo graves que son, nos debemos fijar en que a día de hoy, sin ninguna persona condenada, no está ninguna al frente de sus puestos institucionales o de partido. Pero este caso debe hacernos aprender a todos, y a mi partido el primero, de que deben dar explicaciones todo aquél que sus ingresos no correspondan con su actividad política”.

Así finalizó otra tarde más de excelencia en el Foro Generación del 78, aprendiendo de nuestros ilustres ponentes.