11 de noviembre de 2010

Fernando Savater

Fernando Savater es un filósofo, activista y escritor español, asistió al Foro el 11 de Noviembre de 2010, donde comenzó hablándonos de la ciudadanía, para continuar con el laicismo, la crisis de valores, y la tolerancia.

La ciudadanía se basa en derechos y obligaciones, existen garantías que amparan el ejercicio de los unos y los otros, pero también hay un perfil ético, el perfil moral que orienta a la ciudadanía, de poner el futuro por delante del pasado. La ciudadanía está basada en adónde vamos a ir juntos, no de dónde venimos cada uno por nuestro lado, la propia democracia griega comienza cuando los primeros tiranos barren con el pasado, y sólo cuenta la idea del futuro compartido, leyes y reglamentos que vamos a aceptar para afrontar el futuro, el crear ese perfil de ciudadano, esa presencia del pasado, condiciona y pervierte el presente de los ciudadanos, para ello hay una serie de requisitos, la tolerancia es la aceptación de que en una sociedad libre siempre conviviremos con lo que no nos gusta, las leyes no resuelven los problemas morales, las leyes crean el marco donde conviven morales distintas, el gobierno no está para hacer buenos a los ciudadanos, está para crear marcos, dentro del cual se diriman enfrentamientos, y problemas jurídicos.

         El laicismo es imprescindible en la democracia, en España todavía se cree que hay que configurar el Estado con la tradición, fidelidad, costumbres, anteriores, y si no es así, se convierte en un agravio, vivimos en una sociedad libre que significa que vamos a compartir nuestro espacio con personas que tienen opciones de vida diferentes, eso es lo que parece complicado de lograr, respecto a la educación cívica, en la democracia, puede haber diversos valores, pero tiene que haber un predominio de la ideología democrática, hay que formar a los niños en este sentido.

         El laicismo es una neutralidad efectiva de las instituciones públicas, frente a las creencias privadas, es decir, cualquier creencia privada es un derecho de cada persona, pero no es el deber de nadie, por muy extendida que esté una creencia, no es un deber de la sociedad, sino un derecho de la persona que la tiene, el laicismo es un reconocimiento de esa realidad, los seres humanos tienen que compartir un común denominador, las leyes, la constitución, etc, porque sino la convivencias sería imposible.

         Más allá de eso, cada uno recorre caminos por sí mismo, el peligro de las sociedades fuertemente ideologizadas, dan esos bandazos, porque no hay laicismos, el problema que las creencias y valores establecidos ven como una agresión de otro sentido cualquier merma de su influencia, el afán prohibicionista del Estado, la idea de que el Estado tiene que ser garante de la salud de cada uno, exige que el Estado moralice la vida pública, la idea de que hay que salvar a la gente de sí misma, la paradoja actual es que la gente que necesita ayuda médica no la tiene y sin embargo en personas sanas, el Estado si interviene.

         La crisis de valores no existe, los valores aparecen siempre en las crisis, siempre hay una protestas frente a personas que no lo cumplen, habría que preguntarle a la gente cuando no cree que haya habido crisis de valores, valores como la veracidad frente a la mentira, la valentía frente a la cobardía, esos son algunos de los valores aunque no siempre podamos cumplirlos.

         Nuestra sociedad es más diversa, más variada que en otras épocas, la variedad de indumentarias, comportamientos, elementos como internet, favorecen la diversidad, a los seres humanos nos gusta ser normales, lo que nos inquieta a las sociedades actuales es que no sabemos a quién parecernos, cuando tú tienes unos valores, y los demás los comparten, no hay problemas, pero cuando la persona que tienes enfrente tiene valores distintos, es cuando te lo cuestionas, el intolerante es el que no está seguro de sus valores, y cuando ve que otros no lo comparten le crea incomodidad, por eso el quiere que todo el mundo se comporte igual para no tener que preguntarse porque él se comporta así, por eso se buscan parecidos, afiliaciones, internet está repleto de grupos en este sentido, la diversidad en si requiere mayor comprensión, y mayor esfuerzo, una sociedad heterogénea exige mayor esfuerzo, que una sociedad homogénea.